porno en vivo

Opciones para ver porno en vivo

Los aficionados al porno sabemos de sobras que no siempre es fácil ver porno en vivo, porque las condiciones a veces no son las adecuadas, o no encontramos las posibilidades que nos lo permitan. Hemos intentado recuperar algunas de las opciones a considerar, para que todos los amantes de este arte erótico puedan encontrar aquello que buscan.

¿Dónde ver porno en vivo?

  • Salas eróticas de ciudades: es la opción más fácil. Si se vive en una gran ciudad, es muy posible que sepas (o existan) salas en donde se practique sexo en directo. Algunas de estas salas son bares o sitios en donde se puede tomar una copa mientras se disfruta del espectáculo, mientras que otras posibilidades es que sean pequeños locales como tiendas (sex-shops) en donde se ofrezca a cambio de meter monedas en una cabina o pagar la tasa correspondiente. El problema principal es que si no vives en una gran ciudad no puedes disfrutarlo.

  • Festivales eróticos: esta segunda opción es una de las mejores, pero el principal inconveniente es que este tipo de eventos solo se realizan una o dos veces al año como mucho (excepto contadísimas ocasiones, y no en nuestro país). El problema es el mismo para las personas que son de fuera, pero si se trata de un evento así, vale la pena venir de donde sea para pasar uno o dos días en la ciudad y ver lo que se cuece en el mundo del porno.
  • Hacer de voyeur: esta tercera posibilidad es un poco así, pero no deja de ser una idea. Cada pueblo y ciudad tiene un lugar en donde se reúnen parejas fogosas (llamadas “picaderos” por costumbre popular). Pues bien, si nos acercamos a uno de estos picaderos podremos ver sexo cuanto queramos. Eso sí: en primer lugar tienes que intentar no ser visto, a nadie le gusta que lo miren… en realidad es mucho más fácil si tu también vas acompañado, porque así cada uno a lo suyo y tu podrás mirar lo que quieras sin tener que pensar en nada más. Queda más disimulado. En verano en algunas playas también es fácil ver parejas.
  • Webcams: vale, no es en vivo… pero es lo máximo que se puede parecer. Cuando tu miras unos contendidos en una página de vídeos sabes que aquello está grabado en algún momento, mientras que si lo haces con una webcam, te aseguras que esto es en pleno directo. Parece sorprendente, pero hay personas que venden su intimidad y establecen cámaras en su casa para ser precisamente vistos a cambio de una cantidad de dinero. Cada uno pone sus precios y la elección es nuestra.

Estas serían las principales opciones para ver este tipo de contenidos. Como hemos dicho, es mucho más fácil para las personas que viven en ciudades o urbes grandes, pero eso no quita que la gente de pueblos o un poco apartada no pueda disfrutar de ello como dios manda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *